Movilidad urbana sostenible en Monzón: una obligación ineludible

Movilidad

 

MOVILIDAD URBANA SOSTENIBLE EN MONZÓN: UNA OBLIGACIÓN INELUDIBLE

El uso creciente del vehículo privado en nuestra ciudad supone la consolidación de unos patrones de movilidad que comportan unos hábitos sedentarios con repercusiones netamente negativas en cuanto al uso del espacio público, la salud de los ciudadanos por el deterioro de la calidad del aire y en general, la sostenibilidad ambiental y la deshumanización del medio urbano. La lucha contra el cambio climático necesita de políticas urgentes, cuya aplicación real no concierne solamente a gobiernos nacionales y foros intergubernamentales. El compromiso de las ciudades y sus ayuntamientos son un factor clave en este sentido.
La promoción del uso de la bicicleta, la construcción de redes básicas de carril bici que proporcionan seguridad a los ciclistas, el aumento de zonas peatonales y el fortalecimiento del transporte público son medidas ineludibles que hace tiempo que forman parte de la realidad de muchas ciudades de nuestro país. Monzón no puede quedar al margen de estas dinámicas urbanas y es evidente que llevamos un preocupante retraso en su aplicación.
Actualmente está en fase de redacción el Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Monzón y nuestra asociación cree que es el momento de ser ambiciosos en la toma de decisiones que necesariamente deben redundar en una mejora de la calidad de vida de los vecinos.
Estas son algunas de nuestras propuestas:

REGULACIÓN DEL TRÁFICO
Reducción del límite de velocidad en toda la ciudad a 30 Km/h. Entre los numerosos beneficios de reducir la velocidad por debajo de 30 km/h en las zonas urbanas destacan los siguientes:  A 30 km/h el número y la gravedad de los accidentes se reducen en un 80%.  Se mejora la calidad del aire ya que se emiten menos gases, lo que contribuye a una mejora general de la salud, ayudando a mitigar el cambio climático ya que una velocidad inferior significa menos emisiones de CO2.  Un flujo de tráfico más lento sirve de revulsivo para que caminar, desplazarse en bici o utilizar el transporte público sean actividades más eficaces y agradables. PEATONALIZACIÓN
Peatonalización del centro con la instalación de bolardos hidraúlicos para permitir el acceso rodado únicamente a residentes, vehículos de servicio y suministro y garajes. Esto podría incluir la Calle Santa Bárbara desde la “curva de Laso” hasta el Jaime I además de todas las calles adyacentes en dirección al río Sosa: Juan de Lanuza, Joaquín Pano, Calle Estudios, Calle Santa Ana, Avda de Goya y Calle de San Mateo. Somos conscientes de la dificultad de encaje de los procesos de peatonalización por parte de algunos sectores sociales. Las campañas informativas sobre experiencias llevadas a cabo en otras ciudades son fundamentales para convencer a los más escépticos.

FOMENTO DE LA BICICLETA
Ampliación del Carril Bici de la Avda de Pueyo en ambos sentidos: hasta zona de los Deporte y Colegio Monzón 3 y hacia Avda del Pilar – Cortes de Aragón para enlazar con carriles bici en zona de la Jacilla. Habilitación de carriles bici, en las zonas peatonales y en aquellos tramos que resulten necesarios por ser de uso mayoritario: Paseo San Juan Bosco hasta Salesianos, Avda de Fonz hasta el Polígono, Avda de Lérida, C/ Sta. Bárbara..etc. Mejora de los accesos y firme del vial que discurre por el cauce del río para su utilización por las bicicletas como vías de conexión entre diferentes puntos del pueblo. Así mismo, creemos que el uso habitual de la bicicleta (aún eléctrica) por parte de la Policía Local sería una medida interesante. Con ello, no solo se da un ejemplo fundamental desde la administración pública si no que aumentaremos el respeto de los conductores hacia esta forma de transporte para beneficio de los usuarios habituales.

OPTIMIZACIÓN EN USOS Y RECORRIDOS DEL BUS URBANO
El actual diseño circular de las rutas que realiza el bus urbano no parece que sea demasiado eficiente, pues supone un recorrido demasiado largo tanto en distancia como en tiempo para unir determinados puntos. Esto puede ser un motivo del bajo nivel de utilización de este servicio por parte de los ciudadanos. Rediseñar un nuevo modelo de rutas radiales partiendo del centro cada poco tiempo, establecería trayectos y paradas prácticamente en línea recta hacia todos los lados. Valorar la puesta en marcha mediante estudio previo, de un servicio de bus urbano para los trabajadores de los Polígonos Industriales en los horarios de mayor afluencia.
Esperamos de todos los vecinos y especialmente de nuestro Ayuntamiento, la suficiente determinación y voluntad para llevar a cabo con urgencia, propuestas eficaces que signifiquen una reducción del transporte motorizado privado. Con ello disminuiría notablemente la contaminación acústica y atmosférica, mejorando la salud de los ciudadanos.
Monzón no puede vivir de espaldas a una realidad planetaria que exige cambios radicales e inminentes en nuestros modelos de vida. La movilidad urbana es uno de ellos.
Por un Monzón con menos coches, más peatonal, saludable y sostenible.

Comparte y difunde...Tweet about this on TwitterShare on Facebook14Email this to someoneShare on Google+0

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *